Overshoot day 2021…

Es el día del calendario en que la humanidad agota el presupuesto de la naturaleza para el año.

Durante el resto del año, la sociedad opera en un exceso ecológico al reducir las reservas de recursos locales y acumular dióxido de carbono en la atmósfera.

En otras palabras, es cuando el consumo de los recursos naturales por parte de los seres humanos excede la capacidad terrestre de regenerar tales recursos ese mismo año.

​El Earth Overshoot Day o el Ecological Debt Day procede del inglés y en castellano es el día del sobregiro de la Tierra o día de la sobrecapacidad de la Tierra.

En 2021, en España será el 25 de mayo (Country Overshoot Days 2020 – Earth Overshoot Day).

Los datos que explican por qué las empresas no pueden seguir ignorando a las mujeres…

Las cifras hablan por sí solas. Pongamos un ejemplo. Durante 35 años tan solo 2 mujeres han conseguido ser nominadas a los Premios Goya en la categoría de dirección de fotografía. A lo largo de esas mismas 35 ediciones, el total de hombres nominados en esta categoría fue de 200. Resumen de la película: 2 vs. 200.

A tan solo 48 horas de la celebración del Día Internacional de la Mujer, la historia cambió.

La noche del sábado 6 de marzo de 2021 dos mujeres lo hicieron posible en Málaga. Sucedió durante la gala de los premios Goya.

Una de ella se llama Daniela Cajías. La otra es Ana María Ruiz López. La primera se llevó el Goya en la categoría anteriormente mencionada donde, al igual que en muchas otras, el reconocimiento al trabajo de las mujeres era hasta entonces inexistente. La segunda, enfermera de profesión, estuvo en la gala no por pertenecer a la industria del cine sino por ser la creadora del proyecto “Libros que salvan vidas”.   

Lo extraordinario del caso es que ésto, en pleno siglo XXI, sea noticia.

Como también lo es el que todavía existan empresas incapaces de valorar los beneficios de la paridad de género e integrarlo en su ADN. El dato es aplastante: 3 de cada 4 empresas que promueve la presencia femenina en sus cargos directivos han aumentado, entre el 5% y el 20%, sus beneficios. No lo dicen los académicos del cine.

Lo afirma la Organización Internacional del Trabajo tras realizar una encuesta a 13.000 empresas de 70 países.

Todas sabemos que aún queda mucho camino por recorrer.

La buena noticia es que, en esta historia, Daniela y Ana María no están solas. Amparo, Alejandra, Vanesa, Gloria, Inés, Andrea y… así hasta llegar al 45% de la plantilla de Ferrer Miranda están con ellas, con todas las mujeres.

Así es como desde el grupo Ferrer Miranda también hacemos historia.

¡Feliz Día de la Mujer!

El método Kaizen…

O cuando los grandes cambios son fruto de la acumulación de muchos pequeños cambios.

El método Kaizen surgió durante la Segunda Guerra Mundial en Japón.

El nombre procede de la unión de dos palabras japonesas: kai, que significa cambio, y zen, que quiere decir mejora.

Los problemas de la industria japonesa tras la Guerra llevaron a que ingenieros y científicos se unieran para diseñar un método que lograra revitalizar el sector.

Los valores en los que se basaron entonces (y siguen vigentes) son el compromiso, la disciplina y la constancia.

El método Kaizen funciona en ciclos llamados PDCA, siglas que responden a las palabras:

  • Plan (planificar)
  • Do (hacer)
  • Check (comprobar)
  • Act (actuar)

¿Cómo implementar el Método Kaizen en la empresa?

  1. Establecer unas metas que han de ser claras, realistas y bien documentadas.
  2. Hacer una revisión de la situación y desarrollar un plan de optimización.
  3. Implementar las mejoras decididas.
  4. Revisar la situación y si es necesario llevar a cabo correcciones.
  5. Elaborar un informe en el que se recojan los resultados y se determinen los elementos de seguimiento.

Según los japoneses no existe la excelencia. Pero su búsqueda constante ayuda a acercarse a ella…

¿Qué es un PERTE?

En 2020, aprendimos el significado de ERTE. Y usamos palabras como pandemia, confinamiento, ola, escalada,… en nuevos contextos.

En 2021 vamos a añadir otro término a nuestros vocabularios: los PERTE, que es el acrónimo de Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica.

Es una forma de colaboración público-privada y será el mecanismo del Gobierno para gestionar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) y administrar parte del dinero procedente de los Fondos Europeos para la recuperación de la crisis desencadenada por el Covid-19.

El Plan en España dispondrá de unos 140.000 millones de euros de los fondos comunitarios para realizar transferencias y préstamos para el periodo 2021-2026. Pero ¿a qué o a quién?

Según el Real Decreto Ley 36/2020, de 30 de diciembre, por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), por PERTE habrá que entender “aquellos proyectos de carácter estratégico con gran capacidad de arrastre para el crecimiento económico, el empleo y la competitividad de la economía española”.

Los criterios para que un proyecto se determine PERTE son los siguientes:

1. Que represente una importante contribución al crecimiento económico, a la creación de empleo y a la competitividad de la industria y la economía española, habida cuenta de sus efectos de arrastre positivos en el mercado interior y la sociedad.

2. Que permita combinar conocimientos, experiencia, recursos financieros y actores económicos, con el fin de remediar importantes deficiencias del mercado o sistémicas y retos sociales a los que no se podría hacer frente de otra manera.

3. Que tenga un importante carácter innovador o aporte un importante valor añadido en términos de I+D+i, por ejemplo, posibilitando el desarrollo de nuevos productos, servicios o procesos de producción.

4. Que sea importante cuantitativa o cualitativamente, con un tamaño o un alcance particularmente grandes, o que suponga un nivel de riesgo tecnológico o financiero muy elevado.

5. Que favorezca la integración y el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, así como el impulso de entornos colaborativos.

6. Que contribuya de forma concreta, clara e identificable a uno o más objetivos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española, en particular en lo que se refiere a los objetivos marcados a nivel europeo en relación con el Instrumento Europeo de Recuperación.

Se prevé la creación de un Registro estatal de entidades interesadas en los PERTE, dependiente del Ministerio de Hacienda, en el que deberán inscribirse las entidades interesadas en un determinado PERTE.

La tramitación de las solicitudes de participación en las convocatorias correspondientes se realizará a través de las sedes electrónicas de los departamentos ministeriales y organismos competentes. Se irán desarrollando los detalles en adelante y los seguiremos con atención.

¿Dudas? info@factotum.barcelona

¿Qué es, en realidad, la economía circular…?

El término se está popularizando aunque hace años que se oye hablar de él (desde 1980, concretamente).

Pero, ¿qué es, en realidad, la economía circular?

Se trata de un modelo de producción y de consumo basado en reducir, compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes tanto como sea posible para crear un valor añadido y extender el ciclo de vida de los productos.

Con este concepto, se reducen los residuos al mínimo pues los materiales se utilizan una y otra vez al llegar al final de su vida útil.

La sociedad actual está instalada en el modelo económico lineal tradicional, basado en el concepto de “usar y tirar”, que requiere de grandes cantidades de materiales y energía baratos y de fácil acceso, así como en la obsolescencia programada.

Avanzar hacia una economía circular implica ahorros económicos gracias a la prevención de residuos y la reutilización de materiales, a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero o a los beneficios sobre el medioambiente y a la implantación del uso de energías renovables.

El concepto de la economía circular se está llevando a cabo en la Unión Europea, Japón o China, por ejemplo, así como por grandes multinacionales.

Así, es de preveer que se implante de ahora en adelante tanto en la oferta como en la demanda de los consumidores de todo el mundo y arranque el cambio en el modelo económico actual.

Acerca del doomscrolling o doomsurfing…

Otro neologismo aparecido a principios de la pandemia…

Doom en inglés significa “muerte” o “fatalidad” y scrolling o surfing es la acción de desplazarnos hacia abajo en las pantallas de nuestros dispositivos para ver las publicaciones de nuestros contactos en las redes sociales.

Diversos informes indican que desde el mes de marzo de 2020 se produjo un aumento del tiempo dedicado a nuestros dispositivos, también para informarnos [mejor, infoxicarnos] sobre la evolución, impacto y consecuencias del virus de la Covid-19 en el mundo.

Y eso, consecuencia de la tendencia natural de los humanos hacia las noticias negativas, impactó en nuestra salud mental y nos condicionó a nivel psicológico haciéndonos sentir ansiedad, depresión y/o aislamiento.

Los consejos para combatir el malestar que el doomscrolling nos provoca pasan por limitar el tiempo dedicado a navegar a través de noticias negativas y usar los dispositivos para cosas positivas, como estar en contacto con nuestro entorno.

Y en Factótum Consulting los hacemos nuestros y os los recomendamos…

El gatsbying…

El término proviene de la novela de F. Scott Fitzgerald El gran Gatsby, protagonizada por Leonardo DiCaprio.

El protagonista organizaba las mejores fiestas en su mansión, pero en realidad solo las celebraba para impresionar a su enamorada, Daisy.

Hoy en día se conoce como el hecho de postear en redes sociales publicaciones aparentemente dirigidas a todo el mundo pero enviando recordatorios subliminales y buscando la reacción de alguien en concreto, en lugar de enviar mensajes privados y recibir indiferencia o su silencio a cambio.

Es, al fin y al cabo, una nueva forma de comunicación y, como curiosidad [y porque en Factótum somos amantes del naming, claro], lo dejamos aquí apuntado…

Sobre el mansplaining…

Mansplaining” fue seleccionada para la lista de palabras del año 2010 del The New York Times, nominado término más creativo del mundo en 2012 por la American Dialect Society, añadido a la versión online del Oxford Dictionaries en 2014 y tiene entrada propia en la Wikipedia.

El término Mansplaining es un neologismo anglófono basado en la composición de las palabras “hombre” y “explicar”, que se define como “Explicar algo a alguien, generalmente un hombre a una mujer, de una manera considerada como condescendiente o paternalista”.

También se entiende como “explicar sin tener en cuenta el hecho de que la persona que está recibiendo la explicación sabe más sobre el tema que la persona que lo está explicando. Este comportamiento suele darse de forma habitual por parte de un hombre hacia una mujer”.

El éxito y propagación del término se explican porque define un fenómeno que millones de mujeres en el mundo conocen bien y padecen a menudo.

En resumen, con cierta frecuencia, las profesionales se encuentran en situaciones en que un colega les explica amablemente algo acerca de lo que ellas tienen más conocimientos, como si ellas no supieran tanto como él. Ello refuerza la tendencia que las mujeres tienen a autocuestionarse y a autosilenciarse y alimenta la idea de que el discurso de los profesionales es más solvente que el de sus colegas mujeres.

Y ello porque existe un estereotipo de género según el cual los hombres son normalmente más cultos o más inteligentes que las mujeres y porque las mujeres son educadas para ocultar lo que saben.

En Factótum Consulting coincidimos en lo acertado del término porque todos hemos vivido situaciones como éstas, con sorpresa y estupefacción.

Extraído del informe de CaixaBank y Wengage “Comunicación igualitaria. El reto de las relaciones interpersonales”. 1ª edición: 2018.

La importancia (real) de la Propiedad Intelectual…

La propiedad intelectual es el nombre genérico que reciben los diferentes derechos sobre las creaciones planificadas del individuo.

Entre ellos: las marcas (signos y/o palabras que identifican productos y servicios), los diseños (formas, apariencia estética de un producto), las patentes (producto o tecnología inventada o el beneficio que genera ese objeto) y los derechos de autor (software, programas y las ideas si se ordenan y difunden mediante un libro).

Una encuesta realizada por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Ueipo) en 2015 indicó que sólo el 9% de las pymes europeas tienen registrada su marca, fundamentalmente por desconocimiento sobre los derechos de PI y sus beneficios o riesgos que evitan.

Es una visión eurocéntrica que, sin embargo, probablemente empeore en algunas zonas del mundo, por lo que hay que estar siempre muy atentos a los activos de las empresas en las que trabajamos o por las que luchamos cada día.

El riesgo económico de no tener protegidos nuestros derechos y de infringir, incluso por desconocimiento, los de terceros es enorme y puede suponer el cierre del negocio por imposibilidad de hacer frente a las eventuales indemnizaciones, procedimientos judiciales, asesoramiento legal, etc.

Recordemos que un buen comerciante debe tener en orden, entre otros, sus activos de Propiedad Intelectual y revisarlos, por lo menos, anualmente (en función de nuevos lanzamientos, apertura de nuevos mercados, volumenes de venta,…). Es una de sus múltiples responsabilidades. Aunque estemos pensando en un autónomo.

En Factótum Consulting nos encanta auditar vuestras carteras o bien asesoraros sobre la mejor forma de proteger vuestras creaciones y productos allí dónde sea necesario. Ni más, ni menos… (info@factotum.barcelona).

Fases para financiar una Start up…

Las Start up suelen necesitar financiación para crecer y la primera fase, cuando solo existe una idea o un proyecto que todavía no ha visto la luz ni ha dado beneficios, se denomina “capital semilla” o “capital seed“.

En este momento, la vía que siguen los emprendedores es, además de los préstamos bancarios, la llamada “FFF” (acrónimo de “Family, Friends and Fools”) ya que se busca (y se suele encontrar!) capital en la familia o amigos, incluso con la entrada de “business angels”.

Una segunda fase, una vez la empresa está en marcha, el proyecto es ya real y ha empezado a obtener ingresos, se da con las conocidas como Series A y Series B, que tienen lugar para aumentar el capital de la empresa con la entrada de nuevos socios, cuyo objetivo es normalmente el retorno de su inversión. En este punto, los socios fundadores van a ver reducida su participación en la sociedad y comienza su dilución en la misma.

En las Series A la Start up se abre a otro tipo de inversores, ajenos al entorno familiar, a los círculos de confianza y a los “business angels”. En este momento, la empresa empieza a profesionalizarse y ya se han empezado a generar ingresos pero no beneficios. La cantidad que suele invertirse en la Serie A es de entre 1M€ y 5M€.

Una vez la empresa comienza a tener rentabilidad y el negocio ha comenzado a desarrollarse, la financiación se busca a través de una Serie B.

En este momento de la vida de la empresa, el objetivo es alcanzar el máximo crecimiento y expansión para generar o aumentar beneficios. Los inversores valoran la evolución de la Start  Up desde sus inicios, al equipo fundador, analizan a los competidores, la evolución de las ventas y distribución de los productos, los mercados de interés, así como los recursos de los que dispone la empresa. Se suelen invertir de 5M€ a 20M€.

La siguiente fase de financiación es la de las Series C, que es cuando se persigue un mayor desarrollo de la Start Up y la preparación para el “exit”: la adquisición o la salida a bolsa. La ronda de financiación en esta etapa es de a partir de los 20M€ en adelante, sin límite porque las empresas presentan un estado de crecimiento avanzado y generan grandes beneficios.

Si te encuentras en alguna de estas fases y quieres que te acompañemos, escríbenos a info@factotum.barcelona.