Cerrar mi startup? Yo, fracasar?

Empezaste un poco por fuerza, probablemente, pero con mucha ilusión. Y miedos.

Has estado haciendo las cosas lo mejor que has sabido y te has asesorado y has dedicado meses de tu vida a transformar una idea en realidad.

Tienes el producto en las manos. O el servicio innovador creado. Has hecho tanta labor comercial como has podido. Incluso has consultado con un experto en marketing para que te rediseñe la página web, te prepare un catálogo disruptivo y un buzoneo.

Pero las ventas no llegan, los números no salen, hay que pagar los préstamos y es imposible bajar más los gastos.

Quizá seas uno de los emprendedores que se quedan por el camino, empiezas a pensar.

Pero antes de cerrar el negocio (que nunca lo ha sido porque los gastos siempre han superado los ingresos), te sugerimos que quemes el último cartucho y nos llames.

Revisemos juntos los datos más relevantes y es probable que encontremos algo que permita pensar que queda esperanza para tu proyecto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *