Un deporte minoritario pero muy saludable: la autocrítica!

Es habitual oir quejas y opiniones, generalmente negativas, acerca de lo que deciden los gestores de las compañías, sean grandes, medianas o pequeñas.
Es fácil pensar que nosotros lo hubiéramos hecho de otra manera, casi siempre mejor.
Lo cierto es que quien toma una decisión lo hace casi siempre con una gran cantidad de datos e información que nosotros podemos tener sesgada.
Eso serviría para entender que el gestor en cuestión haya decidido lo que nos extraña o sorprende.
Sin embargo, es mucho más infrecuente que visitemos nuestras decisiones y las analicemos para ver su impacto en las personas, en los resultados y en la organización.
Es un ejercicio necesario para crecer como gestor y saludable para nosotros mismos y para la empresa en la que prestamos nuestros servicios. Sea nuestra o no. Sea grande o pequeña.
Y tú? Cuándo fue la última vez en la que fuiste autocrítico?
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *