¿Cómo hago el primer pedido?

Trabajemos con la hipótesis de que, después de todos los esfuerzos y del tiempo dedicado a arrancar el proyecto, llega el primer pedido. Imaginemos que hablamos de un pedido internacional en el que están involucrados un proveedor y un cliente final, ambos de países terceros y diferentes.

Momento de felicidad pura.

Y de dudas y gestiones a realizar a contrareloj. Porque cuanto más nos apresuremos a servir y cerrar la operación por completo, antes ingresaremos el montante total en nuestra cuenta. Por tanto, hay que imprimir tanta prisa como sea posible.

Habrá que pensar en tipos de cambio, agentes de aduana, seguros, representantes, cartas de crédito, facturas, comisiones, períodos de pago y de servicio, BLs y otras muchas cosas que seguramente no te sean familiares.

Desde Factótum Consulting te recomendamos que no arriesgues y que te pongas en manos de expertos para que la primera operación de tu empresa sea un éxito. Es el principio de un largo camino que hay que consolidar a cada paso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *