La soledad del emprendedor

Se dice que los Consejeros Delegados están muy solos en su día a día. Y es que el poder hace desconfiar.

Pero muy poca gente tiene presente que una soledad muy parecida la sienten los emprendedores y los autónomos.

Los comienzos, por lo menos, suelen ser solitarios. Con suerte, el equipo llega un poco más adelante.

Y en esa soledad surgen dudas, preocupaciones, miedos y también alegrías, a las que debes enfrentarte sin poder compartirlos, más allá de las tres F (familia, locos y amigos, en sus iniciales en inglés).

Desde Factótum Consulting te recomendamos que encuentres tiempo para el networking y para encontrar a tus pares. Seguro que podéis compartir experiencias en las dos direcciones.

Y, si te resulta difícil encontrar a alguien de confianza, aquí estamos nosotros. También estuvimos solos y sabemos por lo que estás pasando!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *