Los principios de los emprendedores y los asesores fiscales

Has decidido emprender. Y tu lista de tareas pendientes es muy larga. La revisas cada día y es difícil tachar gestiones y marcarlas como completadas.

Lo más probable es que en tu hoja de cálculo o en tu documento Word tengas un punto para los impuestos y la fecha en la que hay que liquidarlos.

Es cierto que cada vez es más fácil cumplir con las obligaciones tributarias, incluso telemáticamente.

Pero es aún más cierto que tener en orden la documentación y cumplimentar formularios es entretenido y te quita algo que necesitas con urgencia: tiempo.

Liquidar el IVA no le aporta nada a tu startup. Rellenar formularios no aporta valor añadido a tu proyecto y el tiempo es un bien escaso que debemos administrar con atención.

Por eso, probablemente lo más conveniente es encontrar a un asesor fiscal que se ocupe de tus gestiones y se responsabilice de que tus obligaciones fiscales estén en orden.

Estarás un poco menos solo y mucho más tranquilo para dedicarte en cuerpo y alma a lo que nadie más que tú puede hacer: transformar tu idea en realidad!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *